El amor siempre guiara mi corazón y mi mente

Quiero hacer un puente a tu corazón con mis palabras

Más reciente

Niebla de amor

Al amanecer despierto
Y en el paisaje
De tu rostro veo renacer
De sutil linaje
Tu estampa hermosa
Iluminada por tu sonrisa
Donde sin prisa
Cálida la brisa
Abriga de emoción
En fiel devoción
Vestida inusual
Suscitas risible risa
Y río contigo
Tú , conmigo
En silencio compartido
Un secreto consabido
Nos confesamos
E indiscretas miradas
Recorren tus mejillas
Y las últimas estrellas
En tus pupilas
Veo reflejadas
Y se escucha un concierto
Veraz y cierto
Que en letras confabuladas
De asonante rima
En ferviente clima
Se descorren una a una
E impaciente mi sentir
Os han de profesar

 

El cielo azulino
Cubierto de rocío matutino
La pradera apacible
Con su manto nos recibe
Desliza y cubre
Y brota una certidumbre
En efluentes de miel
Emanan de la piel
Vislumbro y bebo
Del brocal
Uno a uno sin cesar
Y al cantar un zorzal
Entre rumores se percibe
E impregnados
De dulce fervor
En la atmósfera inflama
Apasionada llama
Que al compás
De inusitados ritmos
Todo lo allana
Y me abrazas y te abrazo
Y con la pluma trazo
Desde lo profundo
Efusivas notas
Claman y denotan 
En acordes altisonantes
Sublime cortejo
Aunado un ruiseñor perplejo
En este trinar
Incipiente mi querer
En sinfonía al alba
Os ha de ofrendar

Es tu voz
A quien audaz
Y vivaz
Sin temor beso
Cuando traspaso el umbral
De tu jardín celestial
Jazmín sin igual
En latir incesante
Sin esperar un solo instante
Confundido te quiero
Suspiras y suspiro
Se disipa la niebla
Estremeces mi alma
Alteras la calma
Me pierdo y me encuentras
Mi mente abierta
Te observa y contempla
Y ensimismado en tu sopor
Al abrigo de tu calor
Un te quiero os digo
Sin dilación a tu corazón
Y enmudece nuestra respiración
Tomado de tu mano
En esta niebla de amor
Alegre mi profusión
En unísona comunión
Os reitero sin temor
Amada mía
Al amanecer
Transitaré tus pasos
Al atardecer
Atento te esperaré
Al anochecer 
A tu lado te manifestaré
Que en espíritu y verdad
El resto de nuestras vidas
Solo a ti
Y a nadie más
Siempre os he de amar

Hernán Daniel Camaño ❤ Copyright 2017

images (25).jpg

Coloquio de amor

 

 

Bajo la fresca copa
Se suscita una copla
En labios de rosa
Alegre rebosa
Tu sonrisa suspicaz
Dócil y tenaz
En sutil coloquio
Una y otra vez
Abruma con su calidez
Labios benditos
Constante visito
Y bebo efluvios de miel
Estremecen la piel
Sin prisa ni pausa
En pertinaz diálogo
Las miradas efervescentes
En tus ojos reflejan
Emotiva faceta
Que sutil bosquejan
Grácil silueta
Que intento conquistar
Con letras distendidas
Desandan asonantes
Sin detenerse un instante
Y en romántica poesía
Incipiente mi querer
Os han de confesar

 

Pasivo , despierto
Absorto, observo
En tus pupilas
La luz de tu mirada
En la alborada
Despiertan nuestros sentidos
Latido a latido
Nos desvela
Al fragor de aguas danzantes
E iluminas mi corazón
Trina alegre un tierno ruiseñor
Audaz eleva la pasión
En este incesante musitar
Aúno mi cantar
En acordes altisonantes
Reímos bajo un manto
De lirios y jazmines
Y vestida de esplendor
Luminoso candor
Denota su fervor en cada nota
Y cobran vigor
En los pliegues surca paciente
Y en melodía amante
Inquieto mi sentir
Os han de profesar

Transito deseado
Son tus labios de seda
Efluentes nacientes
Robo paciente
Una y otra vez
Aspiro y exhalo
Tu esencia fresca
Tomo tu mano
Tomas la mía
Y un te quiero
En mi oído suspiras
Exulta mi alma
Rota la aparente calma
Disparo sin miedo
A tu corazón
Te quiero amor
Y en afín comunión
En este coloquio sin fin
Os diga
Esperanza mía
Dicha eterna:

Escucha sin pausa
Esta mi oblación
Que os reiterará
Al amanecer
Te cantaré con citaras
Al atardecer
Te recitaré con arpas
Al anochecer
En estrecha unión de almas
Declamo a tu corazón
En filial devoción
Amada mía
En sublime manifestación
Este coloquio de amor
Ha de perdurar
Porque el resto de nuestras vidas
En espíritu y verdad
Solo a ti
Y a nadie más
Siempre os he de amar

Hernán Daniel Camaño ❤ Copyright 2017

images (86).jpg

Conversación de amor

Entre pensamientos y jazmines
Por la vereda florida
Caminas cansina
Y a la naturaleza sorprendes
Cuando la belleza inusual
De tu rostro que resplandece
En mi enmudece
Con la sonrisa de tus labios
E ilumina nuestra pasión
Alegre ruiseñor
Al son de declamaciones
Plasma en su trinar
En el altar mana
En el carmín
De tan bello jardín
Ósculos perfumados
Esculpidos y en relieve
En recorrido estrecho
Inquieto atardecer
Denotan el devenir
En el claro de tus ojos
En donde se ha de reflejar la luna
Al anochecer
Y en la estepa mullida
Fluye un río cristalino
Desfila una a una
Con su contorno
En silueta otoñal
Sílabas y letras 
Se aproximan
A la rima
E ilustradas
En estrofas consabidas
Descienden enamoradas
Cual rocío celestial
Bañan con su fragancia
En la estampa
De silenciosa conversación
Y con su asonancia
En páginas blancas
Mi paciente sentir
Os han de profesar

 

Suave capullo de alelí
Junto al clavel
Perfumas las pieles
Y entretenido en la miel
De tus pétalos
Siento el arrullo
Y un tenue murmullo
Un te quiero descuidado
Atento escucho
Retengo el instante con emoción
Encendida declamación
Y miro en el espejo
De tus pupilas 
El camino estrecho
En tu iris es fiel reflejo
De tus cálidos luceros
Y tomo mi pluma
Que entre líneas 
En los pliegues se desliza
Describe
Una historia sin fin
Y conquisto tu madrugada
Que en ese prólogo enamorado
Contigo de la mano
Tallé en tus poros
Y en la verde pradera 
Alegres brisas
Portadoras de nuestras risas
Colmadas de acordes
En sus notas repican
Melodías de vida
Melodías de amor
Y en ellas
Suscitan en el corazón
Y en un traslúcido arco iris
Sus notas de color
Mi querer paciente
Os han de ofrendar

Obnubilado con tu presencia
La fresca esencia
De tu alma sorbo a sorbo
Siguen mis labios constantes
Robándote tu respiración
Y a tu alma visto
Cuando un ferviente te quiero
Disparo sin dilación
Veraz exclamación
De letras en poemas
Escritas y cantadas
En odas y trovas
Bajo el éter inflamado
Os dirá
Amada mía
En esta conversación de amor
Que entrelace nuestras almas
En aparente calma
En estremecidas miradas
Dibujemos nuestro amor
Latido a latido
Pulso a pulso
En sublime comunión
Porque en espíritu y verdad
El resto de nuestras vidas
Solo a ti
Y a nadie más
Siempre os he de amar.

Hernán Daniel Camaño ❤ Copyright 2017

images (76).jpg

Impronta de amor

Al atardecer
Me detengo
Presto en tu regazo
El cielo azul
Tus ojos claros
Matiz de luces
Aromas y canto
Bajo el esplendor
Del éter inflamado
Reboso de dicha
Perdido en tu piel
Efluvios de miel
Sorbo a sorbo
Al unísono voy libando
Tejiendo letras
Escritas de mi mano
En página blancas
Su impronta de amor
En cadencia sostenida
Va socavando
En un poema enamorado
Incipiente mi querer
Os han de profesar

Vistes mi cielo
Heredad admirable
De aroma infaltable
Jazmín perdurable
Caricia del corazón
Es tu voz angelical
Dulce soprano
Nítida y audaz
Acecho suspicaz
Y tomo tu mano
Estrellas danzan
Al ritmo coral
De música sin igual
Acordes de cítaras
Acordes de arpas
Hilvano notas
En un pentagrama
En clave de sol
Leves y sonoras
En su impronta
Desde lo profundo
Paciente mi sentir
Os han de confesar

Una pregunta
Sin respuesta ronda
Cual colibri
Aletea incesante
Mas distante
En un instante
Sutil susurro
De vos escucho
Un tenue te quiero
Osado me atrevo
Sin miedo
A esbozar sin prisa
Desde el alma
Con calma
Notas y acordes
Emotivas descubren
En música del alma
Que os suspiran
Un te quiero a tu corazón
Trina un ruiseñor
Aúno mi melodía
Con alma y pasión
Os digo
Amada mia
Caminamos los pasos
Uno a uno
En devota comunión
Al atardecer
En el arroyo de tus besos
Ahogado me encuentre
Al crepúsculo
Antes del próximo anochecer
Te miro y os reitero
Una vez más
Al amanecer
Cual ave fénix
Quiero contigo despertar
Y en los días de nuestro existir
Hemos de cultivar
Esta impronta de amor
Que renacerá eternamente
Porque en espíritu y verdad
Solo a ti
Y a nadie más
Siempre os he de amar

Hernán Daniel Camaño  Copyright 2017

images (87).jpg

Tributo de amor

El día acaba
En la pradera lozana
Cristalino resplandece
Una estrella naciente
Y asciende en el éter
Titila danzante
A cada instante
Un suave arrullo
Cálido murmullo
Late paciente
En la pícara brisa
Tu cálida sonrisa
Inquieta y atiza
Suscita y desliza
En trazos imborrables 
Que apreso y escribo
Con mi pluma engarzada
En lienzo inmaculado
Vibran en cortejo
Te describen perplejo
En cada pulso
Al latir constante
De conjugadas letras
E Incipiente mi sentir
En poesía amante
Os han de profesar

Vierte el rocío
En cálido atavío
De dicha vespertina
Alegre mandolina
Acordes y notas
Ejecuto sutil
Deslizo hábil
Entre las huellas
Una dulce dádiva
En tributo de amor
En el hondo clamor
Cubierto de emoción
Un te quiero sin dilación
A tu alma disparo veloz
Se clava en el corazón
Esta saeta audaz
Un silencio nos asalta
Me miras anonadada
Te vislumbro asombrada
Rompe un ruiseñor
En alegre trinar
Y aúno mi cantar
En oda romántica
Incipiente mi sentir
Os han de confesar

En la comisura de tus labios
Dibujas y asientes
Rauda y sin temor
Te quiero amor
Y rompe la calma aparente
Y me quitas la respiración
Vuelo a tus pétalos
Robo osado
Una y otra vez
Efluvios de miel
Que estremecen la piel
En sublime devoción
Unidos en fiel comunión
Os digo
Amada mía
Te ofrezco
En tributo de amor
Este mi corazón
En tu jardín he de morar
Porque al amanecer
En arrebol de luces bellas
Hemos de transitar
Siendo uno
En espíritu y verdad
El resto de nuestras vidas
Te tributaré mi amor
Porque solo a ti
Y a nadie más
Siempre os he de amar.

Hernán Daniel Camaño  Copyright 2017

images (12).jpg

Destello de amor

Destello de luz
Alegre rebosa
Tu sonrisa hermosa
Alma al trasluz
Cuerpo veraz
Sonrisa audaz
Me robas un beso
En ello apreso
Tus labios carmín
Fuente, principio y fin
Del que he de beber
De los frutos de tu miel
En pétalos benditos
Escribo sin medidas
Con mi pluma engazada
Una poesía amante
No cesa un instante
De proferiros sin cesar
En versos desinhibidos
En poema a tu corazón
Incipiente mi querer
Os han de ofrendar

Trémulo y paciente
Displicente me acerco
Al clamor inquieto
De notas glamorosas
Estrechadas al trinar
De un ruiseñor
Colmadas de emoción
Enarbolo estridente
Melodía armoniosa
En sublime comunión 
Impaciente mi sentir
Os han de profesar

Entretenido en tu  voz
Me acerco veloz
Y en la palma de tu mano
Posado gano
Tu cáliz anhelado
Y un te quiero
De tu esencia fresca
Desbarata toda mi elocuencia
Posado estoy mas no tengo reacción
De pronto , cobra vigor
El palpitar incesante
Sin ser distante
Beso tu alma
Con calma
Aparente se desnuda
La otrora pasión
En ambos oculta
Y un te quiero enmudece
En silencios cómplices
Los corazones danzantes
Y al vuelo inusual
Aletea sin igual
Un colibrí
En tus labios carmín
Lleva mi esencia en una sinfonía
Que al trinar de un ruiseñor
Este destello de amor 
Emanado de tus ojos
En majestuoso cortejo
Percibo en la estrecha cercanía
Reflejada en nuestras almas
Naciente aroma
El del jazmín
Que en tu jardín he de aspirar
Excelso perfume sin igual
Y os diré sin dilación
Amada mía
Fuente de inspiración
Es tu destello enamorado
El que me ha cegado
Y tu rostro resplandece
En la profunda oscuridad
De blancura nívea
Te he de contemplar paciente
Contorneando tu silueta
Regocijándonos y queriéndonos
Más y más
Entre mis dedos
Cincelando tu sonrisa audaz
Esa pícara que en un ademán
Atiza la flama
Enciende el corazón
Y me hace reiterarte otra vez más
Que en espíritu y verdad
Alumbre
Al amanecer
Al atardecer
Al anochecer
Este destello de amor
Se acreciente a cada instante
Y nos una en ferviente unión
El resto de nuestros días
Sepa el mundo de nuestra compartida alegría
Porque solo a ti
Y a nadie más
Siempre os he de amar

Hernán Daniel Camaño ❤  Copyright 2017

descarga (6).jpg

Estancia de amor

 

Sentado en la tarde
Sigo el curso inalterable
De tu mirada tranquila
El añil de una lila
Entre copos de algodón
Me seduce y cual camaleón
Surco tu piel sin temor
Nos hacemos uno al clamor
Te siento al palpitar
Al entrelazar tus manos
Sumido en collar de abrazos
Que tejemos sin cesar
Y con mi pluma escribo
Trazo a trazo
Líneas delgadas
Estrechas sendas
Visten el erial
De tu cuerpo
Al compás del vaivén celestial
De un alegre picaflor
De flor en flor
Sembrando caricias
Pintando románticas letras
En los pliegues surcan 
Una a una
Y en estridentes versos
En amante poesía
Inquieto mi querer
Os han de profesar

Lagar apasionado
Son tus pétalos anhelados
Desciendo en soñado brocal
Libo displicente
Tus besos de miel
Un te quiero
Sin dilación me susurras
Sorbo a sorbo bebo
Me detienes y absorto
Audaz declaración
Sin respiración dejas
Y me vuelvo sin pausa
En tu regazo desvanezco
Inerte tomo coraje
En un instante
Vuelvo en si
Y al latido de un beso
Tus labios apreso
Estampo en tu oído
Un te quiero amor mío
En estancia amorosa
De tu mano asido
Acordes celestiales fluyen
Y emocionados resumen
En alma ,pasión y vida
En fascinada melodía
Incipiente mi sentir
Os han de ofrendar

Aroma a jazmín
De tus labios carmín
En la atmósfera se respira
Grácil y dócil
Perfumas y embriaga 
Con tu esencia fresca
En esta estancia de amor
Nuestras almas
Latido a latido
En ferviente idilio 
Os digo sin temor
Amada mía
Al anochecer
Dormido en nuestros sueños
Quiero contigo despertar
Al amanecer
Para el día juntos transitar
Y las emociones rememorar
Y recordarte que
En esta estancia ha de fructificar
Nuestro amor
Porque en espíritu y verdad
El resto de nuestras vidas
Solo a ti
Y nadie más
Siempre os he de amar.

Hernán Daniel Camaño ❤ Copyright 2017

images (6).jpg